&nbsp

&nbsp

casa Ernesto y Clara



De cómo una casa puede estar cerrada y abierta a la vez…. 
En Novelda, una casa tímida y rotunda observa el devenir de la vida en la Glorieta. Su fachada blanca enrasa una piel metálica microperforada que le confiere un aspecto aparentemente hermético y aporta la intimidad que precisan sus moradores. Tras ella, un gran porche exterior es la prolongación del salón frente al parque y proyecta la casa hacia el exterior. En el interior, dos patios que arrancan a diferentes niveles organizan el resto de la vivienda.


Publicada en Diario Información - 25.septiembre.2014
Suplemento Arte&Letras
"La Arquitectura Alicantina ante la Crisis" por Santiago Varela.
Fotos de David Frutos