&nbsp

&nbsp

reforma en Edificio Representantes




toda la ciudad a sus pies y con el mar de fondo...


Una situación que tomamos casi como un regalo para arquitectos como nosotros que siempre estamos “con los pies en el suelo”. La propuesta se apoya en dos intervenciones claras: 
1º.- Eliminamos todo elemento de compartimentación interior y planteamos un gran mueble longitudinal que articula en torno a él todas las estancias de la casa, al tiempo que sirve de almacenamiento y eje de iluminación y climatización de la vivienda. Este elemento nuevo organiza dos espacios pasantes (día y noche) con doble orientación Este-Oeste.
 2º.- Damos un paso atrás respecto de la línea de fachada. En la zona de día nos retranqueamos más y planteamos una terraza dentro de la envolvente del edificio. En la zona de noche apenas nos retranqueamos un poco en busca de las buenas proporciones interiores y de la libertad que necesitamos.